27 de junio de 2017

Girasoles

Esto no trata sobre tú y yo.

He empezado a creer que me alejo
a kilómetros
de los cafés de media tarde
y las charlas telepáticas.

Estoy buscando restablecerme,
dejar de ser la séptima cara de un dado,
volver a empañar mis cristales
con miles de risas entrecortadas.

Me he visto escuchando
audiolibros sobre cómo hacerlo bien,
cómo paliar
la autoflagelación que siento
por los demás
por ti
por mí.

No es culpa de nadie,
creo.
La autorrealización personal
contiene todo lo que debemos saber
en dos palabras.

Puedo ayudarte
a levantarte
una
y otra
vez.
Enseñarte
a dejar de
caer.
Si tú quisieras
podría
incluso
hacerte sonreír.

Pero ya dije que esto no trata sobre tú y yo.

Quiero recostarme entre girasoles,
ponerme
cuando haya salido el sol.
Dinamitar de una vez la causalidad.

Quiero regalarme flores
todos los días
besar(te) una vez a la semana
y no pedir perdón
por haber sentido demasiado.

Estoy apunto de arder
entre canciones de Alexandra Savior
y poemas de Pizarnik.

Quiero salir ya de aquí
y no encuentro
ningún cartel
que señale
a dónde debería ir,
hacia dónde debería marcharme,
a cuánta distancia y dirección
contraria
me llevará de ti.

No hay comentarios:

Publicar un comentario